Nombre

Las claves tácticas del juego de contraataque del Leicester

El Leicester City utiliza una formación muy clásica en el fútbol inglés, el 1-4-4-2, sistema por lo general con defectos significativos cuando se intenta emplear por un equipo que busca mantener la posesión, pero que para la idea de juego del Leicester resulta perfecto como base de su concepto.

El 1-4-4-2 ofrece más presencia de jugadores adelantados y, a su vez, da facilidades para mantenerse compactos y ocupar todos los espacios defensivos.

modelo juego leicester

La idea básica de Ranieri, el fundamento con el cual construir “la casa”, se basa en pocas palabras en construir transiciones constantes. Tanto en los principios del contraataque, como en los cambios entre las distintas fases del juego.

El concepto general por tanto es, marcar un ritmo alto de partido, aprovechando su fuerza generada en sus rápidas transiciones. Como leí hace poco, el Leicester practica una guerra de guerrillas enfrentándose a ejércitos tradicionales. Disfrutan del caos y se benefician de la rigidez de sus rivales de la Premier.

En los ambientes estáticos, no se sienten cómodos. Si los oponentes no les hacen el favor de llevar el peso del partido (la posesión), no pueden crear “su partido”.

LA INFLUENCIA DE SACCHI

El planteamiento defensivo de Ranieri se ve influenciado por ciertos aspectos tácticos del manual de Arrigo Sacchi:

  • El 1-4-4-2 haciendo énfasis en mantener al equipo compacto.
  • Mantener una distancia máxima de 25 metros entre su línea defensiva y sus delanteros, comprimiendo la zona centro para evitar el juego interior del oponente.

La primera línea de presión, formada por ambos delanteros, se mueve mucho de forma lateral, en un marcaje al hombre dentro de su zona de influencia. La línea de medios por su parte, se mueve con respecto a la posición del balón, pero manteniendo siempre su forma inicial.

modelo juego leicester

El entrenador italiano divide el juego en tres zonas verticales, y su equipo sólo debe ocupar dos de ellos en cualquier momento del partido.

Los mediocentros del Leicester marcan a los mediocentros rivales, pero sólo cuando entren en su zona y estén cercanos a ellos. Los seguirán, pero cuando se alejen para entrar en la zona de sus compañeros, volverán a su posición.

Este tipo de control sobre el rival, les ayuda a interceptar los pases que puedan ir por dentro.

modelo juego leicester

Después de guiar a su rival hacia las bandas, los dos delanteros amenazan las espaldas de los defensores. El delantero cercano al juego, presiona a las espaldas del poseedor, o cierra/tapa líneas de pase que pueda haber detrás de éste.

En cuanto a los laterales, están colocados en el carril central, y sólo salen hacia las bandas después de que el extremo rival reciba el balón. El equipo pasará a un posicionamiento de 1-3-5-2, pero el centrocampista cercano a éste, hará la permuta a la posición de lateral.

modelo juego leicester

En Inglaterra, se trabaja mucho el ataque por las bandas, por lo que los equipos carecen de la estructura necesaria para construir el juego a través de pasillos interiores. Por tanto, para el Leicester es sumamente fácil orientar a los equipos hacia los costados.

Una vez con el oponente en la banda, con los delanteros presionando a espaldas del poseedor, los centrocampistas basculados crean a menudo superioridades en el centro, lo que provoca que el rival tenga complicado jugar por dentro o avanzar debido a su compacta acumulación de jugadores y presión. Es el momento justo en el que el Leicester se siente más fuerte, puesto que es el paso previo a la creación de contraataques.

Después de recuperar el balón, todos los jugadores, a excepción de los dos centrales, avanzan a campo contrario para preservar la distancia entre líneas y ofrecer posibilidades de pase.

Uno de los centrocampistas busca colocarse en vertical al jugador que recupera el balón para poder romper la presión rival mediante un pase a espaldas de esa primera línea que aprieta al recuperador. Si se rompe esa presión, el centrocampista tendrá libertad absoluta para girarse y lanzar el contraataque. Si no hubiera posibilidad de hacerlo, la posición de presión anterior de los delanteros, permitiría jugar en largo con ellos.

modelo juego leicester L6

El entendimiento ciego entre los centrocampistas y los delanteros es el gran mérito de los contraataques del Leicester. Los puntas, se suelen anticipar a la decisión de su compañero (memorización de automatismos), lo que permite que en el momento que los centrocampistas recuperen el balón, los delanteros sean capaces de llegar antes que los defensores rivales.

En situaciones muy claras de recuperación, los delanteros intercambian su posición, dividiendo a la defensa y ocupando los espacios que se dejan mutuamente.

modelo juego leicester