Nombre

El Barça de las transiciones se impuso a la presión direccional de Sampaoli

Análisis táctico del partido de Primera División entre el Sevilla FC de Jorge Sampaoli y el FC Barcelona de Luís Enrique.

  • Presión en bloque alto del Sevilla

Cuando un equipo se enfrenta al Barcelona, hay un factor más allá del análisis táctico a tener en cuenta: Leo Messi.

Los intentos del Sevilla por reducir la influencia de Messi, empezó desde el saque de puerta del Barcelona, manteniendo un bloque típicamente alto, diseñado específicamente para forzar el juego lejos del argentino. En estas situaciones, Vitolo se movería hacia delante desde su flanco izquierdo para unirse a Vietto en la línea frontal. Vitolo colocado en el borde lateral del área para poder acudir de manera inmediata a la presión a Mascherano; Vieto situado en el borde central del área. Umtiti era la elección lógica para ter Stegen, al forzar el Sevilla la salida por la banda izquierda, intentando teóricamente reducir la participación de Messi en el juego.

sampaoli

Con el fin de prevenir efectivamente la participación de Messi, el Sevilla sabía que tenía que evitar que el Barcelona realizara un cambio de juego. Tras el pase inicial de ter Stegen a Umtiti, Vitolo enfocó la presión en el portero, intentando desalentar la opción de un nuevo pase hacia atrás, tanto con el portero alemán como con Mascherano. Ante la falta de opciones, Umtiti tuvo que, obligatoriamente, conducir el balón por el lado izquierdo.

sampaoli

Igualmente, el Sevilla estaba decidido a recuperar la posesión con esa presión alta. Vietto  cambiaría el posicionamiento saltando hacia Umtiti para obligarle a tomar una decisión errónea. Además, se mantuvo la estrategia típica de Sampaoli de presionar al hombre en el lado cercano al balón. Con las vías de salida hacia el lado lejano cubierto, y los jugadores del lado del poseedor fuertemente marcados, el Sevilla pudo forzar varias pérdidas con su presión. Otro aspecto remarcable fue la superioridad física que el Sevilla mantuvo en varios duelos (N’zonzi y Marinano marcando a Denis Suárez y Neymar respectivamente). Esta fortaleza les dio ventaja en los pases largos de Umtiti.

  • Los métodos del Barcelona para construir

Las variantes que utilizó Luis Enrique para evitar esto, fue por ejemplo la caída de Busquets hacia primera línea, creando una cadena temporal de 3 jugadores. A pesar de este movimiento ocurrido en la zona centro, el efecto se notó en las bandas. Con línea de 3 para salir, los laterales  del Barça encontraron libertad para moverse y avanzar por sus respectivos flancos, puesto que ese movimiento de Busquets obligaba a que los marcajes individuales (sobre los cercanos a Umtiti) abandonaran su posición, para intentar evitar que Busquets recibiera con facilidad y pudiera hacer un cambio de orientación.

Otra manera en la que Luis Enrique intentó romper con la presión, fue trasladando a Messi al centro del campo. Esto fue posiblemente una respuesta a la eficacia que estaba mostrando inicialmente el Sevilla en su presión y en su afán por evitar que el argentino tuviera participación.

análisis táctico

  • Las transiciones crearon oportunidades

A pesar de que estamos hablando de posiblemente los dos equipos españoles más fuertes actualmente en cuanto al trato de balón, ambos se encontraron con dificultades en su juego de posesión. El Barcelona luchó para resistir y evitar la intensa y fuertemente coordinada presión del Sevilla. Los andaluces por su parte, sufrieron los efectos de una estructura posicional mal conectada, que luchó por encontrarse de forma combinativa desde el fondo hasta situaciones avanzadas. El error fue la escasa presencia tras la línea delantera del Barcelona, lo que significó verse a menudo forzados a jugar directos o avanzar únicamente por las alas.

Con estos problemas no fue extraño ni sorprendente ver que las mejores oportunidades llegaron en situaciones de contraataque. Hubo una serie de aspectos interesantes en la forma en que ambos llegaron a ellas:

Los contraataques del Barcelona tuvieron dos características interesantes. La naturaleza típicamente diagonal y los movimientos de equilibrio que éstas facilitaron con Neymar y Messi jugando a pierna cambiada. Los movimientos de arrastre de Luis y Denis Suárez, fueron veloces e inteligentes, moviendo a los defensores fuera de su posición, ayudando a que se crearan rutas diagonales para sus compañeros.

entrenamiento de futbol

Para los locales, la característica principal de estas transiciones, fue la forma de combinar para salir rápidamente de la presión tras pérdida culé, obligándoles a replegar por completo y permitiéndoles realizar cambios de orientación cuando la posesión ya estaba asegurada.

Sin embargo curiosamente, hubo una serie de jugadas peligrosas del Sevilla con balones largos a la espalda de la defensa del Barcelona mientras estos replegaban.


 

Si quieres conocer más análisis táctico de partidos de las principales ligas, ejercicios de fútbol, entrenamientos de fútbol o realizar nuestros cursos para entrenadores de futbol

¡SUSCRÍBETE!

Deja un comentario