Nombre
15337470_1299881130064267_36865890286399360_n

Análisis táctico del Manchester City de Guardiola ante el Chelsea de Conte

Os traemos el análisis táctico del Manchester City de Pep Guardiola ante el Chelsea de Antonio Conte, uno de los partidos más esperados de la temporada en la Premier League hasta el momento. Había varias razones detrás de esta sensación; dos de los entrenadores más fuertes tácticamente de la competición, y el primer puesto de la tabla en juego. Lo que siguió, fue un partido de alto nivel competitivo, de intensidad, y digno cumplidor de las expectativas previas.

  • La presión 3-5-2 del City

Uno de los mayores beneficios de los que el Chelsea está disfrutando desde su cambio al 3-4-3, es una construcción más estable y eficiente. Una de las claves del juego del Manchester City sería evitar que el Chelsea progresara y construyera de manera limpia. El plan de Guardiola para hacerlo vino en forma de una presión agresiva mediante el marcaje individual desde un esquema base de 5-2-3 o 5-2-2-1.

Este esquema dio a los de Guardiola un punto de referencia muy claro respecto al jugador que tenía asignado cada uno. Los 3 puntas del City acudían inmediatamente a evitar que los centrales pudieran jugar por dentro, mientras que los carrileros estaban pendientes de un posible salto a la presión si David Luiz intentaba abrir a uno de sus compañeros de las bandas.

análisis táctico del manchester city

La presión individual del City se fue mezclando con una basculación y acumulación de jugadores en las zonas laterales cuando el Chelsea tenía la posesión. Pero para evitar que los visitantes pudieran hacer un cambio de orientación y encontrar el espacio en la otra mitad del terreno de juego, los carrileros alejados del balón se situaron en posición de lateral cerca de los 3 centrales, además, el delantero del lado opuesto a donde se encontraba el balón, cerraba como un centrocampista más. Este posicionamiento fue vital para mantener la estabilidad en el caso de que el Chelsea rompiera la presión en zonas laterales:

curso de entrenador de futbol

Hubo varias situaciones en las que el Chelsea escapó de esa presión, dando movilidad a su juego. Cuando el balón pasaba de zona lateral a zona centro, el Manchester City tardaba en recolocar sus posiciones y marcajes, dudando en muchas ocasiones, y el Chelsea lo aprovechó encontrando al hombre libre en ese cambio posicional de los locales. Pese a ello, en gran parte del partido esa presión fue efectiva, e impidió al Chelsea construir ataques consistentes desde zona de inicio.

curso para entrenadores de futbol

  • Guardiola decide buscar la amplitud

Como parte del cambio esquemático, Conte ha hecho que su equipo defienda con un 5-4-1. Esta línea de 5 jugadores le permite estabilidad frente a ataques amplios y de muchos jugadores. Además, Pedro y Hazard ayudaron en zonas interiores, manteniendo un centro del campo compacto.

Ante esta adaptación defensiva, el ataque del City se basó en situaciones 2×1 (carrilero junto al delantero caído a banda), movimientos del delantero más alejado al juego hacia zonas interiores (ocupando una posición parecida a la de un media punta), y Agüero colocado entre centrales. Todo ello proporcionaba un espacio grande al otro lado del campo. Algo que el City aprovechó a menudo, con las llegadas en diagonal de su carrilero o central más alejado:

titulo de entrenador de futbol

Tras el descanso, y con el Manchester City venciendo 1-0, la disminución en la intensidad de la presión de los locales fue en aumento, permitiendo que el Chelsea construyera de manera más o menos fácil. Otra de las claves de la cuesta abajo del City, fue la vulnerabilidad en situaciones de transiciones defensivas. La presión tras pérdida fue bastante inconsistente.

Desde el punto de vista del Chelsea, la introducción de Willian era vital. Con el brasileño reemplazando a Pedro, los londinenses se beneficiaron de su velocidad y su capacidad para cubrir grandes distancias con su regate, algo que hizo aumentar el peligro de los contraataques del Chelsea.

  • El Chelsea obtiene el control y gana el partido en las transiciones

Viéndose con el marcador en contra, el Chelsea fue a presionar arriba, provocando pérdidas de balón rápidas en el Manchester City.

En posesión, el Chelsea se benefició de esa disminución de la intensidad en la presión, pero el verdadero culpable del cambio fueron los movimientos de los delanteros, que permitían la progresión de su equipo mediante desmarques de apoyo, creando además un espacio a la espalda de la línea defensiva. Hazard y Pedro con sus caídas a zonas interiores, permitieron desestructurar a la defensa del City arrastrando a sus marcadores, algo que Costa fue capaz de ver, atacando esos espacios:

titulo de entrenador de futbol

Pese a que el City siguió provocando peligro en sus construcciones (sobre todo en banda con situaciones de 3×2), las recuperaciones del Chelsea, y las apariciones atacando el espacio tanto en apoyo como en ruptura de los 3 delanteros, provocaron contraataques devastadores, con los que el Chelsea acabaría venciendo por 1-3.


Si quieres conocer más análisis tácticos de partidos de las principales ligas, ejercicios de fútbol, sesiones de entrenamiento o realizar nuestros cursos para entrenadores de futbol

¡SUSCRÍBETE!


Deja un comentario