Nombre
Análisis táctico Atlético - Barcelona

Análisis táctico Atlético – Barcelona: La vuelta al 3-4-3

Se repitió otra vez la historia en el Atlético – FC Barcelona. El Barça no jugó de manera espectacular, pero fue rescatado por Messi para vencer en el Vicente Calderón. Pero vayamos a lo que nos interesa: el regreso del FC Barcelona al 1-3-4-3.

Los azulgranas tuvieron suerte de salir de Madrid con 3 puntos cruciales, ya que los de Simeone respondieron muy bien al desafío táctico que planteó Luís Enrique. Y lo hicieron con intensidad y con una fuerte presión. El “fracaso” de los rojiblancos fue el no sacar provecho de las múltiples ocasiones de las que dispusieron en la primera mitad. No se les puede reprochar nada más, ya que tácticamente fueron superiores.

El 1-3-4-3 en diamante del FC Barcelona

Los catalanes salieron al campo con un dimanate muy de la escuela “Cruyff”, con Messi como media punta, Busquets como pivote defensivo, e Iniesta y Sergi Roberto como interiores:

análisis táctico Atlético - Barcelona

diament2

El Atleti, con su 1-4-4-2 habitual, intentó contrarrestar el diamante con una presión con marcaje individual en el centro del campo, por lo que el centro del campo del FC Barcelona no pudo brillar como otras veces:

 

diament3

 

La ¿decisión? del Atlético de atacar por la derecha:

Rafinha, fue colocado como extremo derecho, y a Messi se le dio vía libre en la parte más avanzada del diamante del centro del campo. La trayectoria que escogió el Atleti fue atacar por el lado derecho del FC Barcelona, aunque no sabemos si de forma intencionada o no, aprovechando siempre que Rafinha dejaba mucho espacio a su espalda y que Sergi Roberto estaba en zonas interiores. Los locales atacaron por esa banda con Filipe Luis y Carrasco, y obligaron a que Rafinha no recibiera cerca de portería, y que Sergi Roberto abandonara el centro del campo para evitar los ataques de estos 2 jugadores. Esto hizo que el Barcelona defendiera en un esquema 1-4-3-3:

 

diament4

 

El Barça consiguió algo vital en partidos frente al Atlético, aguantar el chaparrón de los primeros 45 minutos. Es obvio que ningún equipo puede aguantar 90 minutos de presión intensa, y el Atleti acabó pagando el cansancio. En gran parte debido a la brillantez técnica del Barça, que aunque parezca  un equipo poco convincente en los últimos partidos, su calidad individual se mantiene.

Aunque Diego Godín anotó un cabezazo marca de la casa, el Atlético carecía de energía en la segunda mitad, por lo que se perdió esa fluidez y electricidad de la primera. Pero les ocurrió a ambos equipos, en gran parte por el exceso de faltas del Atlético. La decisión de Simeone de sacar a Carrasco por Fernando Torres no favoreció a sus intereses, ya que “el niño” permitió salir con el balón controlado con facilidad al FC Barcelona por su zona izquierda. Además su falta de concentración en las ayudas defensivas, permitió a Messi recibir solo en el área para que éste marcara el definitivo 1-2:

diament5

Conclusión:

Los rojiblancos fueron durante gran parte del partido brillantes en su respuesta táctica a la nueva formación del Barça. Durante el primer tiempo, fueron mejores gracias a la sincronizada presión en la salida de balón del FC Barcelona, pero la incapacidad humana por mantener ese ritmo frenético y la cantidad de ocasiones claras desaprovechadas, decantaron el partido para los visitantes.

En cuanto al Barcelona, el experimento de Luis Enrique es una señal de vida importante, con esto demostró que está dispuesto a cambiar y a buscar nuevos caminos cuando las cosas no funcionan, demostrando las ganas de hacer cambiar la imagen de su equipo. Otra cosa será lo que acabe pasando a final de temporada.

Deja un comentario