Nombre
_20170308205652-kB7C-U42578037963vOG-980x554@MundoDeportivo-Web

Análisis del Borussia – Benfica: El resurgir del sistema 3-2-2-3 de Chapman

El Borussia Dortmund consiguió el pasado miércoles el pase a los cuartos de final de la Champions League con un estilo presionante y un esquema poco convencional para conseguir darle la vuelta a la eliminatoria.

Los alemanes utilizaron el mítico sistema W-M de Herbert Chapman, para estirar el campo a su favor. La formación se asemeja al 3-2-2-3 (o 3-4-2-1, según la situación).

bor1

La formación W-M ayudó al Dortmund a lograr uno de los principios básicos del fútbol: cuando tengas el balón, estira el campo y hazlo lo más ancho posible.

Esta anchura le permitía distribuir el balón de izquierda a derecha con facilidad, así como buscar desplazamientos directos a las espaldas de los centrales debido a la profundidad del equipo.

Como punto negativo del WM, es que se puede dejar una brecha en el centro del campo (los pivotes más atrasados están separados de los pivotes profundos). Lo positivo, es que permite que el equipo ataque en zonas avanzadas con cinco hombres a la vez. Pero el Borussia, al ser un equipo con ritmo, fue capaz de cubrir las lagunas y espacios del centro del campo con relativa facilidad. El Benfica se encontró con la siguiente situación:

a) Si se sacrificaba y dejaba las bandas libres le hacían daño las llegadas de los extremos desde segunda línea.

b) Si tapaban los carriles laterales, el cuadrado de pivotes llegaba por el interior con facilidad creando superioridad.

La estrategia del Benfica pasó por utilizar la trampa del fuera de juego con su línea defensiva. Algo de gran riesgo dado el ritmo y la inteligencia en las llegadas desde segunda línea del Borussia. Pero decidieron compactar la línea de 4 para realizar los movimientos del fuera de juego de manera más sencilla (más juntos = más facilidad para comunicarse y dar el paso hacia delante a la vez:

análisis borussia benfica


Nombre

NombreW


análisis tuchel borussia

La presión alta del Dortmund

Antes comenté que el principio básico del fútbol es dar profundidad y amplitud al atacar. El segundo principio sería el siguiente: cuando tu oponente tiene el balón, estrecha el campo lo máximo posible. El Dortmund lo hizo a través de una presión alta, en el momento en que el Benfica la superaba, replegaban en bloque bajo para mitigar el ataque visitante.

Particularmente eficaz fue además la presión tras pérdida del Dortmund. Esa presión en el centro del campo provocó la pérdida del Benfica si realizaban más de 2 pases:

análisis del borussia

 

 

Deja un comentario