Nombre
Análisis táctico Fiorentina - Juventus

Análisis táctico Fiorentina – Juventus: Partida de ajedrez entre Pioli y Allegri

La Fiorentina y la Juventus tienen una de las rivalidades más fuertes de Italia, que se remonta a varias décadas después de una cerrada batalla por el título y del fichaje del talismán Roberto Baggio por la Juve. La historia se repitió este verano cuando Bernasdeschi, el niño de oro de la Fiorentina, fichó por los actuales campeones. El viernes volvió a su antiguo estadio por primera vez. Lejos de ser un habitual en Turín, Bernardeschi tuvo una actuación impresionante.

El 0-2 de la Juventus puede sonar como una nueva victoria sólida y fácil fuera de casa, pero la realidad es que tuvieron que luchar mucho por los tres puntos. Buffon hizo varias paradas que salvaron a los suyos, entre otras cosas. El partido de la Fiorentina fue bueno, y el partido nos dejó aspectos tácticos muy interesantes, y hoy echaremos un vistazo a varios de ellos.

La Fiorentina estableció un sistema fluido que varió entre el 1-4-5-1 en defensa y un 3-4-2-1 en ataque. La Juventus en cambio, se volvió a establecer con un 1-4-3-3.

LA EXCELENTE PRESIÓN DE LA FIORENTINA

Stefano Pioli evidentemente había trabajado bien a su equipo durante la semana, ya que la presión de la Fiore, particularmente en la primera mitad, fue excelente. Eligió un esquema de presión muy orientado al marcaje individual cada vez que la Juventus intentaba construir desde atrás. En el centro del campo, la Fiorentina marcó al trío de la Juventus para limitar su influencia en la posesión, lo que obligó como vemos en la imagen a que Buffon sacara en largo:

fiore1

En la siguiente imagen, Pioli intentan insistir a Buffon para poder construir desde atrás con algo de ventaja, intentando escapar de su marcador. Esto provocó una gran cantidad de pérdidas de balón en el medio campo visitante:

fiore2

A continuación, Chiellini está a punto de devolverle el balón a Buffon. Chiesa ejerce presión sobre el defensor mientras que Simeone está listo para presionar al portero y bloquear el siguiente pase a Benatia:

fiore3

Aquí se muestra  un ejemplo de cómo la Fiorentina quería obligar a Benatia a actuar como el organizador del juego. Al marcar a Pjanic y Marchisio, así como a Chiellini, la Fiorentina eliminó las opciones de la Juventus de construir ataques desde sus mejores jugadores:

fiore4

La Juve a menudo se veía forzada a precipitarse, como en el siguiente escenario, donde Bernardeschi recibe un pase con Biraghi a su espalda mientras los jugadores cercanos de la Juventus están marcados estrechamente:

fiore5

En esta imagen, Chiellini lleva el balón hacia delante, pero Simeone lo presiona intensamente. Los tres centrocampistas marcan a sus oponentes en el medio campo mientras Dias a la derecha se mantiene centrado, hasta que haya un cambio de orientación rival, que es cuando iría a presionar al lateral:

fiore6

Los planes de presión de Pioli claramente perjudicaron y preocuparon a la Juventus, quien luchó pese a ello para construir ataques organizados. El presionar exitosamente provocó numerosas pérdidas de balón rápidas de la Juventus.

ESTRUCTURA POSICIONAL DE LA FIORENTINA EN ATAQUE

Como dijimos anteriormente, la estructura posicional de la Fiorentina cambiaba cuando tenían el balón. Sorprendentemente similar a su enfoque bajo las órdenes de Paulo Sousa, la Fiorentina usó a sus centrales para crear una estructura muy diferente en posesión. El lateral izquierdo Biraghi actuó como carrilero en el ala izquierda con el extremo Chiesa entrando por dentro para actuar como uno de los dos media puntas junto a Benassi. A la derecha, el lateral Milenkovic, se convirtió en el tercer central con Pezzella y Astori, mientras que el lateral derecho Gil Dias, se mantuvo pegado a la línea de banda como carrilero diestro. Como mencionamos, Benassi se colocó como “10” con Veretout y Badelj actuando en el doble pivote. De repente, el 1-4-5-1 de la Fiorentina se convirtió en un 1-3-4-2-1. A continuación, podemos ver un ejemplo de la nueva estructura:

fiore7

La formación de ataque significó que Dias y Biraghi siempre se aseguraban el ancho del campo, mientras que los de atrás proporcionaron un equilibrio estable para construir. En el centro, los cuatro hombres crearon un “cuadrado”, pero con unos movimientos bastante  fluidos, lo que también proporcionaba diamantes situacionales. Los problemas que causó a la Juventus fue que se creaba una ventaja numérica de 4 contra 3 para la Fiorentina, lo que dificultó que la Juventus controlara el medio campo debido a su marcaje individual. Al menos un centrocampista de la Fiore quedaba como hombre libre. En el siguiente ejemplo, Chiesa devuelve la pelota a Veretout antes de que le hagan una falta. Veretout juega instantáneamente con Benassi que tiene metros de espacio detrás del medio campo de la Juventus. Desafortunadamente para ellos, el árbitro concedió la falta y no dejó seguir jugando a la Fiorentina, pero es un ejemplo claro de la situación que explicamos:

fiore8

Aquí otro ejemplo de cómo lograron encontrar espacio entre líneas. Veretout lanza un pase a Benassi con Marchisio centrado Badelj, y Pantic observando la situación del balón, pero consciente de la marca libre de Chiesa a su izquierda:

fiore9

En esta imagen, la Fiorentina juega el balón con Khedira presionando, antes de que Badelj haga un pase al espacio detrás del centro del campo de la Juve. Así, Chiesa puede atacar a la defensa directamente:

fiore10

Esta configuración atacante, también le dio a la Fiorentina una ventaja cuando perdía el balón, ya que la proximidad de los jugadores y la forma en que estaban conectados entre sí, les daba buenas oportunidades para contrarrestar y recuperar rápidamente el balón. Aquí un ejemplo de esa situación:

fiore11

El juego de posesión excelente de la Fiorentina no concluyó con goles, pero más allá de un penalti no pitado por el árbitro, las ocasiones fueron muy claras, como el balón al palo de Dias, y la gran parada de Buffon a Thereau.

LOS CAMBIOS DE ALLEGRI PARA CONTRARRESTAR LA PRESIÓN Y GANAR EL PARTIDO

Como ya has visto, la Juventus tuvo una noche difícil en Florencia. Para ser justos, no merecieron la victoria, de hecho probablemente ni un punto. Pero Bernardeschi anotó con un brillante lanzamiento de falta, e Higuaín aseguró la victoria. Sin embargo, Allegri había hecho algunos cambios importantes después del gol e Bernardeschi, para aliviar la presión.

En primer lugar, hizo entrar a Douglas Costa, quien inicialmente jugó como “10” detrás de Higuaín, como podemos ver aquí:

fiore12

El incluir a Costa dio a la Juventus un ritmo muy necesario para sostener el balón en las transiciones. Costa impresionó con una serie de regates que atrajo a sus rivales y con los que posteriormente podía desahogar con pases a banda. También conectó bien con Bernarderschi a la derecha en un par de ocasiones, lo que creó al menos una ocasión clara para Higuaín. A continuación, una de las conexiones mencionadas entre los dos. Bernardeschi envía el balón al espacio vacío en el que se encuentra Costa. La presencia de un media punta creó muchos problemas a la defensa de la Fiorentina. En esta imagen, vemos cómo hicieron dudar a Astori:

fiore13

Allegri hizo otro cambio para asegurar el resultado. Hizo entrar a Betancur por Bernardeschi. Bentancur se colocó en la posición de Costa en la media punta, y éste, como carrilero derecho. La defensa juventina se convirtió en una línea de 5, con Barzagli como tercer central. Esto hizo que la Juventus se compactara y evitara cualquier posibilidad de remontada de los locales:

fiore14

CONCLUSIÓN

La Fiorentina estuvo muy por encima de la Juventus en diferentes tramos del partido. La presión y la idea clara en la posesión, fue impresionante, pero la capacidad de recuperación y la experiencia de la Juventus, le trajeron una vez más una victoria importante para la lucha por el Scudetto. Allegri reaccionó a tiempo a la batalla propuesta por el técnico de la Fiorentina, y el cambio de Costa demostró el nivel del entrenador italiano para leer y reaccionar durante un partido.

Deja un comentario